viernes, 6 de septiembre de 2013

Crepúsculo y 50 Sombras de Grey: ¿por qué les gusta a las mujeres?




No sé si pasa en otros países, pero acá en Chile, al menos, ambas tendencias se han desarrollado así. Recuerdo muy bien aquella época en que, al subir al metro, más de una vez me encontraba con jovencitas leyendo Crepúsculo. Hoy pasa algo similar, pero con dos diferencias: el libro ahora es 50 Sombras de Grey y quiénes lo leen son mujeres mucho mayores.

Y como buen lector indiscreto que soy, he leído ambos libros, por supuesto. Por morbo, para tener una opinión con fundamento y todas esas perogrulladas que se suelen decir cuando no quieres admitir que has leído un libro malo. Y mi opinión respecto a ambos libros es bastante desfavorable por razones en las que prefiero no explayarme mucho, pero que derivan en el mismo tema: el machismo.

Ambos libros me parezcan tremendamente machistas y en ambos encontré características parecidas: protagonistas sumisas con baja autoestima y varones de carácter posesivo y dominante. Así surge el bet seller que hace que millones de lectoras acaben enamoradas de los machos de ambas novelas.

El problema que le veo a 50 Sombras de Grey es el siguiente: las adolescentes que se adentren en su lectura puede que desarrollen una imagen equivocada de lo que es una relación. Creerán que ser golpeadas es sexy y erótico. Y es que los libros ni siquiera llevan una advertencia al respecto. Con ello no critico las tendencias "sadomasoquistas". Pero acá, la violencia empieza antes del sexo. Mucho antes. Es una relación de dominación que, seguramente, no encandilaría tanto si Grey no fuera guapo.

Cada persona explorará el aspecto sexual que más le guste y es muy respetable. Pero en 50 Sombras de Gray nos venden una idea distinta que puede ser malentendida.

Ahora, yo sigo sin comprender por qué a las mujeres les gusta tanto esta clase de argumentos. No estoy en contra de las novelas románticas para nada. De hecho, libros como Orgullo y Prejuicio, Lo que el viento se llevó y Norte y Sur me parecen historias de enorme calidad, con romances muy desarrollados.

Y sin embargo, dos de los libros que yo menos recomendaría son justamente los que más gustan a un alto porcentaje de mujeres de hoy en día: ¿por qué? ¿alguien me lo puede explicar? Yo sigo perdido.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...