viernes, 10 de mayo de 2013

El niño prodigio- Iréne Némirovsky


Soy un gran admirador de la obra de Iréne Némirovsky, una escritora que, independientemente de si gusta o no a los lectores, es sinónimo de  calidad literaria. No solo es elegante, exquisita y muy meticulosa, sino que tiene la habilidad de crear personajes tremendamente complejos y humanos, en los que siempre podemos vernos reflejados.

La verdad es que tengo la firme intención de hacer una entrada sobre todos los libros que he leído de ella, y este, El niño Prodigio, es una de sus más desconocidas y conmovedoras novelas. 

Lo cierto es que lo leí hace tiempo, pero aún conservo su huella; sus diálogos; sus descripciones; la visión abrumadora que el protagonista tenía del mundo. Por lo tanto, es para mí un gran honor hacer esta reseña.


La Historia

La historia gira en torno a Ismael Baruch, un niño judío, de familia pobre y un futuro incierto que suele merodear los puertos y los bares aledaños para matar el tiempo. Sin embargo, desde el principio comprendemos que se trata de un chico inteligente, que aprende rápido y tiene un interés prematuro por lo literario.

A pesar de frecuentar la compañía de ladrones, borrachos, obreros de clase baja y prostitutas, Ismael tiene una sensibilidad especial. Sensibilidad que queda demostrada cuando un hombre borracho, que sufre por amor, le pide al niño que le cante una canción para consolar su tristeza.


Ismael le había seguido. En la sombra se oía el chapoteo del agua del puerto y el chirrido de los barcos próximos. Ismael tocó al borracho con el dedo.
—¿Estás triste?
El otro no le contestaba. Se balanceaba como si fuera un oso y canturreaba por lo bajo una melodía ininteligible.
Acabó por decir, con voz pastosa:
—Cántame, pequeño...
—¿Qué quieres que te cante? —preguntó Ismael.
El otro, sin escucharle, seguía repitiendo:
—Cántame, pequeño, canta...


Barrio pobre judío


El niño le canta. Le canta una canción que él mismo va inventando, y pronto su fama como trovador y poeta comienza a pasar de boca en boca entre las gentes del puerto, quienes se agruparán para escucharle cada noche en los bares. El prodigioso talento de Ismael llegará hasta los oídos mismos de un hombre de la nobleza que también es un poeta y que está enamorado de una mujer de alta alcurnia: una princesa.

El hombre, viendo en Ismael un don único que no debe ser desaprovechado, lo lleva donde la princesa para que ella escuche sus canciones. La princesa queda inmediatamente prendada del talento del muchacho, a quien no tarda en poner bajo su protección, convirtiéndose en una especie de mecenas para él y ofreciéndole un lugar en su palacio a cambio de que él invente poesía solo para ella y su círculo.

Así es como Ismael, el niño prodigioso, empezará a vivir entre lujos y manjares, sin saber que aquel mundo de placeres será el preludio de su perdición como artista....


Mi opinión

Sin duda, esta es una de las historias más bellas y tristes que he leído, y lamento que sea una de las más desconocidas de la autora, porque la prosa de esta pequeña novela tiene una calidad literaria impresionante.

No solo está llena de moralejas inteligentes, sino que el protagonista, Ismael, es un personaje que conmueve y con quien te encariñas de inmediato, ya que además está muy bien trabajado a lo largo de toda la novela. Excelentes también las descripciones del entorno que rodea a Ismael, pues el contraste permanente entre la pobreza y la riqueza es realista y hace que te lo imagines todo.

Me ha encantado como Irene llevó el argumento en sus etapas finales, ya que es muy inesperado y tiene unos párrafos de una belleza arrobadora. Lo mejor de todo, a mi parecer, es el final. Es un final sencillamente impresionante que no dejará indiferente a los lectores.

No puedo contarles más porque arruinaría la reseña y realmente quiero que se animen a leerla. Es una novela corta, parecida a un cuento, y les aseguro que sumergirse en sus páginas será una excelente forma de aprovechar el tiempo.

Inolvidable.


Evaluación personal:

¡Excelente!

Frase para describirla

Pérdida de la Infancia

17 comentarios:

  1. Desconocía este libro de Irene Nemerovsky...Tengo varios libros por casa, que aún no he leído de ella. Este que nombras queda anotadísimo.
    Muchas gracias!! Muy buena reseña!!

    ResponderEliminar
  2. No conocía este libro, pero bien apuntado que me lo llevo, que hasta ahora todo lo que he leído de esta autora me ha gustado muchísimo. Y éste por lo que cuentas, va por el mismo camino.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, este es para mí uno de sus mejores =D

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Tampoco conocía a la autora, pero me atrae la reseña así que ¡apuntado!
    Saludos ^_^

    ResponderEliminar
  4. No he leído nada de la autora, pero la tendré en cuenta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una de mis autoras favoritas. Dale un día la oportunidad.

      Eliminar
  5. Hace poco tiempo, he hojeado las primeras páginas r'"El Baile", pero lo cierto es que la trama o la ambientación (como quieras llamarlo) no me ha atraído demasiado. Tendré que probar con otra novela de la autora. Gracias por la reseña,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que El Baile es un libro que HAY que leerlo entero. Es un libro que debes leer hasta el final, ya que tiene un desarrollo lleno de vuelcos y argumentos impredecibles.

      Yo que tú le daría otra oportunidad ;)

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo contigo en que es una escritora con calidad, pero a mí no sé por qué no logra atraparme. El BAILE me gustó, pero no me quedó ese deseo impaciente por volver a leer otro libro suyo como me ocurre con otros autores. De todos modos, por supuesto estamos ante una gran escritora y el que te enamore o no es subjetivo.

    Como ahora no puedo visitar demasiado blogs, a mi pesar, cuando tengo un momento disfruto muchísimo y me zampo varias entradas de una vez. Me ha gustado mucho la dedicada a Roberto Bolaño. Este escritor sí me enamoró perdidamente y cuanto más lo leo y releo más me gusta. Pero es muy cierto, lo que dices, puedes encontrar opiniones muy opuestas sobre él. En el club de lectura del que formo parte algunas personas lo detestaban, no podían con su lectura y en cambio a otras nos maravilló. LOS DETECTIVES SALVAJES no me la leí, la devoré.

    Respecto a la entrada de los lectores pedantes. Yo confieso que los soy un poco. Aunque lo que más hago es presumir de lecturas que me enamoran y de mi pasión incondicional por los libros, soy absolutamente vanidosa al manifestar de un modo absolutamente sincero que poseo un instinto maravilloso para encontrar libros que no me van a decepcionar y no gastar casi nunca ni dinero ni tiempo en vano. He de decir que este instinto es nulo para otros aspectos de mi vida. Esta particularidad me hace sentirme, es verdad, un poco pedante. No suelo juzgar las lecturas de nadie, pues como decía respecto a Nemirovsky es muy subjetivo, pero hay títulos y autores con los que me cuesta mostrar benevolencia.

    Gracias por tus interesantes entradas!! Y disculpa mi comentario para tres. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, que gusto tenerte por aquí!

      Sobre lo que dices de la pedantería, si me lo pones de ese modo, pues vamos, yo creo que muchos lectores -me incluyo- podemos parecer pedantes, sobre todo de forma inconsciente. Yo tampoco soy benevolente cuando un libro no me gusta. Es más: cuando un libro no me gusta (sea un bets seller o un libro de culto tipo Ulises de Joyce) siento cierto disfrute al criticarlo. O descuartizarlo, en caso de ciertos libros que prefiero no mencionar acá. No es algo de lo que me enorgullezca, claro, pero no lo puedo evitar.

      Lo que sí no me gusta es que se juzgue mal un libro porque se vende mucho. No todos los llamados bets sellers son malos libros. Ahí tienes el caso de "El nombre de la rosa" o "Cien años de soledad", libros que, en mi opinión, tienen una indudable calidad literaria.

      Sobre lo que dices de Nemirovsky, me parece muy bien que me digas que no te gusta. Si todos tuvieramos los mismos gustos sería aburrido ¿no? Yo también he intentado engancharme con escritores populares entre mis círculos -como Unamuno, Tolstoi o Jane Austen- y simplemente no puedo con sus libros.

      Me alegra saber que compartimos la pasión por Bolaño. Es, efectivamente, un escritor que o te encanta o detestas. No hay términos medios con él, lo cual es genial y dice mucho de su literatura. Yo cada vez que lo leo me engancho.

      Y bueno, lo importante siempre al momento de reseñar, creo yo, es dejar en claro que los gustos son siempre subjetivos, aunque usualmente los blogs de los que soy asiduo siempre congenian con mis gustos =)

      Gracias a ti por comentar! Un abrazo grande!

      Eliminar
  8. Me gustó mucho El baile, me encantó Nieve en otoño y este no me lo pierdo. Mañana toca ir de librerías y ya me lo compro. Ya te cuento...
    Besos,
    Por cierto, estoy ahora con Los detectives salvajes y un magnífico libro, Bolaño salvaje. Ya ves que ando conociendo a Bolaño...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Carmen!

      Cuanto me alegra lo que me dices, en serio. Yo creo que si te gustó El Baile y Nieve en otoño, definitivamente te gustará el niño prodigio.

      Ya me dirás como te va con Bolaño, pero tal parece ser que te está gustando =) Y eso que Los detectives salvajes no es para mí su mejor obra.

      Saludos!

      Eliminar
  9. Pues mi gozo en un pozo. El niño prodigio está descatalogado aquí en España, así que va ser muy difícil conseguirlo, a menos en papel. Seguiré investigando, de todos modos.
    Bolaño salvaje me ha encantado para penetrar en la figura literaria y la personalidad de Bolaño. Los detectives salvajes también me estaba gustando pero he hecho una pausa para leer el ensayo. Lo retomaré en unos días...
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo que admitir que "El niño prodigio" lo leí en formato E-Book, porque acá en Chile sí que no lo encuentras xDD Es una pena que no se encuentre fácilmente, si es precioso =(

      Me has dejado intrigado con lo de "Bolaño Salvaje". Es que su vida fue tremendamente interesante. Y era un chileno enamorado de España ;)

      Eliminar

Comentarios Indiscretos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...