viernes, 14 de septiembre de 2012

Ensayo sobre la ceguera- José Saramago


A veces uno lee libros que, si bien te hacen pasar un buen rato, sabes -o al menos lo presientes- que algún día pasarán a ese algo que llamamos olvido inconsciente. Pero también hay libros que, una vez que los acabas, tienes la certeza de que nunca te abandonarán por completo.

En este caso, "Ensayo sobre la ceguera" se convirtió para mí en una de esas novelas que me acompañarán durante toda mi aventura literaria. Es decir, hasta que me muera. O hasta que pierda la memoria. Cosa que espero no ocurra, por supuesto.

La historia

Muchos, en algún momento ocioso de nuestra vida, nos hemos planteado la siguiente pregunta: ¿qué pasaría si me quedara ciego? Si el panorama no bastara con ser lo suficientemente malo ya, a Saramago se le ocurrió ampliar esta divagación y convertirla en un desastre social en el que todos, absolutamente todos, van quedando ciegos de un momento a otro.

Más o menos de eso se trata el libro. Pero no. Y es que en realidad, es mucho peor de lo que uno se puede llegar a imaginar.

Para resumir, "Ensayo sobre la ceguera" empieza más o menos así....

Cierto día un hombre común y corriente esperaba a que el semáforo cambiara al verde cuando de pronto... ¡oh, joder!... toda su visión se puso blanca. Para abreviar: no veía nada. El hombre pide ayuda; hay bocinazos, gente quejándose, gritos, insultos. "¡Me he quedado ciego!", grita. Hasta que por fin otro hombre aparece en escena para ayudarlo. Pero resulta que este hombre solo se ofrece a llevar al primer ciego a su casa para robarle el coche. Pronto a este personaje, que también se quedará ciego, lo conoceremos por el apodo del "ladrón del coche".



Por otra parte tenemos al oftalmólogo y a su esposa, personajes a quienes Saramago llamará: el Médico y la Mujer del Médico. Resulta que justamente a la consulta del médico es a donde irá el primer ciego, sin saber que, al hacerlo, está desencadenando el efecto dominó que pronto dejará ciegos a todos quienes estuvieron en la consulta. Basta decir que la mujer del primer ciego y el ladrón del coche también han quedado ciegos.

Pronto se empieza a saber que ha nacido una enfermedad extraña y peligrosa. La llamarán "La ceguera blanca".  Y esto, por supuesto, detonará un caos social: ¡la ceguera se pega! ¡Que horror!  Por lo tanto el gobierno decide que lo mejor es tomar medidas necesarias: apartar a los ciegos de la gente sana para prevenir la propagación.


Los ciegos entonces tendrán que valerse por sí mismos en un lugar donde se irán desarrollando las peores condiciones en que pueda vivir un ser humano, donde no existe la piedad ni la amabilidad, sino sólo la desesperación por sobrevivir.

Sin embargo, uno de los personajes jamás contraerá el virus,  y esa será La Mujer del Médico. Y a través de los ojos de esta mujer será como iremos asistiendo al desarrollo de una historia abrumadora, donde la verdadera naturaleza del ser humano irá quedando al descubierto.


Palabra para definir el libro:  

CRUDEZA

Si bien es cierto que el libro está narrado en el estilo particular de Saramago, ese en el que hay cierta rebelión contra la gramática establecida como correcta, el libro es literalmente absorbente. Te lo devoras. Y cada vez quieres seguir leyendo más y más para saber que cosas van ocurriéndole a los personajes.

Después de terminar sentí como si hubiera corrido una maratón, pues el libro me arrebató el aliento. En definitiva, estamos ante una verdadera obra maestra de la literatura. Y aún así se queda corta.

"Crudeza" es la palabra que viene a mi mente, pues es una novela realista, cruda. Muy cruda. Asistes a cada evento- a cúal más perturbador- con la sensación de que estás contemplando tu propio futuro, en caso de que llegara a pasar algo así, por supuesto. Hay tanta maestría en la historia que a menudo me preguntaba como habría quedado el argumento en las manos de cualquier otro escritor. Y ninguno me parecía lo suficientemente preparado para emprender una trama tan compleja.

En Ensayo sobre la Ceguera se pone al alma del ser humano sobre una mesa quirúrjica y se le opera sin anestesia. Leí esta novela asombrado, pero también con la certeza de que es exactamente así como actuaríamos si un día todos estuviéramos ciegos: emergerían nuestros peores defectos e instintos. Dejaríamos de ser civiles, corteses, púdicos y morales.

Y nos damos cuenta entonces de que no somos más que animales. Los peores y más carroñeros animales.

Por supuesto, la ceguera es a menudo un simbolismo que el autor ocupa de forma literal para hacer una evidente crítica social. El libro es, tal como dice su título, un descarnado ensayo de la realidad actual. Y lo cierto es que hay escenas demoledoras en donde uno, como lector, siente verdadera vergüenza por su propia especie. Saramago se convierte aquí en un juez implacable: en un visionario temible.


 Conclusión

Valoración personal

Obra Maestra

Mi conclusión es que nadie debe morir sin haber leído este libro antes. Por supuesto que habrá quienes a los que no les gustará, ya sea por el estilo del autor (sin pausas) o porque les resultará una obra demasiado cruda para sus sensibles corazones. Pero al menos inténtenlo. Pídanle el libro a sus amigos, consíganlo en su librería predilecta, róbenlo, fotocópienlo, pídanlo para navidad, sáquenlo de la biblioteca... ¡Pero no se vayan de este mundo sin haberlo leído! 

Recomendado especialmente para aquellos que desean leer buena literatura y vivir una experiencia vertiginosa.

Y tú... ¿qué harías si de pronto te quedaras ciego?

Dejo aquí algunos extractos del libro:

 "Dentro de nosotros existe algo que no tiene nombre y eso es lo que realmente somos"
 
"Pienso que todos estamos ciegos. Somos ciegos que pueden ver, pero que no miran"

"...se volvió hacia donde sabía que estaba el espejo, ... extendió las manos hasta tocar el vidrio, sabía que su imagen estaba allí, mirándolo, la imagen lo veía a él, él no veía la imagen."

"Van como fantasmas, ser fantasma debe ser algo así, tener la certeza de que la vida existe, porque cuatro sentidos nos lo dicen, y no poder verla,"
 

"Quiere decir que tenemos palabras de más, Quiero decir que tenemos sentimientos de menos"

22 comentarios:

  1. Hoy nos traes un peso pesado de la literatura universal. Yo soy sospechosa, porque a mí Saramago me encanta. Lo he empezado a leer temprano y colecciono algunos buenos recuerdos. Entre ellos está Ensayo sobre la ceguera y, más recientemente, El año de la muerte de Ricardo Reis. Creo que este último tiene para mí un significado especial, tanto por sus personajes como por la ciudad que le sirve de escenario. ¡Muy buena la reseña! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me parece genial es que Saramago logre engancharte aun con ese estilo suyo tan denso. La verdad es que esta ha sido una relectura, pues leí el libro el año pasado y, como quería hacer su reseña, pues volví a la carga con él.

      Sobre el año de muerte de Ricardo Reis, uff, me parece excepcional, con unos personajes increíbles. Y le tengo cariño por la misma razón que tú y por otra cosa más: soy un fan de Fernando Pessoa, personaje a quien se hace alusión en el libro.

      Me alegra que te gustara la reseña, Offuscatio =) ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Totalmente de acuerdo con tu reseña. Una obra maestra, un libro imprescindible. De los que dejan huella, de los que se te quedan en la memoria, de los que te hacen reflexionar sobre la condición humana... Una reseña fantástica para un libro maravilloso!
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Margari =) Me alegra que te gustara la reseña! Estamos de acuerdo entonces en que es un libro imprescindible e inolvidable. Y si bien es cierto que tiendo a desconfiar de los premios Nobel, en este caso Saramago sin duda lo merece.

      Abrazos!! =D

      Eliminar
  3. Leí cien páginas y perdí el interés. Pero no porque el libro fuese malo, sino porque estaba en pleno periodo de exámenes. Así que decidí posponerlo. Este mes quiero probar nuevamente. Recuerdo, eso sí, la crudeza del relato. Saramago es un grande...

    Te aprovecho de comentar que cambié de blog, me mudé a wordpress, y la dirección es esta: https://ellectorempedernido.wordpress.com/

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, supe que te cambiabas D: Una lástima, pero espero que en wordpress te sientas más cómodo.

      Sobre el libro, yo te animo a que lo retomes y te sumerjas en él: sé que eres un fan de Stephen King; pues "Ensayo sobre la ceguera" es bastante terrorífico y el autor usa la tensión psicológica hasta la última página.

      Saludos!

      Eliminar
  4. Qué buena reseña!! Me gusta todo, esa aproximación al argumento, las conclusiones, las citas escogidas...
    Es un libro para leer y del que luego surja un debate...¿estamos ciegos? ¿vemos realmente? ¿qué es lo que hay dentro de nosotros mismos? Samarago me recuerda...salvando distancias, a Borges...no sé, pienso que ambos se desenvuelven en el campo de la filosofía, de las preguntas, de la ética...
    Dejan que el lector también participe, tenga ideas, y piense...
    Me ha encantado leeros...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, María!

      Bueno, es inevitable la pregunta reflexiva que viene durante o después del libro. Yo creo que hoy sí que estamos más ciegos que antes, y eso es, en parte, gran culpa del consumismo, la publicidad desmedida, el abuso de las tecnologías y el morbo producido por la TV.

      Sobre su similitud con Borges... ahora que lo dices: pues sí. Hay una tendencia a lo enigmático en ambos, y los dos escritores dejan que sus novelas sean auto-conclusivas. La verdad es que tienes bastante razón.

      Si algún día te animas, espero que te atrevas y leas este libro ;) Te dejará pensando!

      Me alegra que te gustara la reseña! Abrazos! =D

      Eliminar
  5. Es uno de mis libros preferidos... Un imprescindible!!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por tu nick, no me cabe duda alguna de que es de tus libros favoritos, jajaja. Me alegra haberlo leído.

      ¡Abrazos!

      Eliminar
  6. Con tu permiso me quedo por aquí a seguir tus entradas que parecen una guía literaria amena estupenda. De momento ya me apunto tus reseñas de libros para ir sobre seguro. Qúe bueno.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, lopillas =) Me alegra que te gusten las entradas! Por supuesto, iré publicando de diversos temas, así que espero tenerte a menudo por aquí y, si tienes alguna sugerencia, ni dudes en decírmelo =D

      ¡Saludos a ti también!

      Eliminar
  7. En cuanto he visto este título he venido derecha a comentar. Y es que es una de mis novelas favoritas de Saramago, me tuvo atrapadísima y me pasa como a ti, no lo olvidaré nunca, tiene tantas reflexiones y tanto trasfondo detrás, que nunca terminas de sacarle punta al tema. No sé si sabrás que forma parte de una trilogía del autor, aunque son libros que se pueden leer independientemente. Los otros dos son "Ensayo sobre la lucidez" y "Las intermitencias de la muerte", en el primero aparecen incluso algunos personajes de este libro. Te recomiendo los dos si no los has leído aún, son increíbles. Aunque no tienen nada que ver, se habla de trilogía porque los tres se plantean una hipótesis "¿que pasaría si...?". En "Ensayo sobre la lucidez" qué pasaría si todo el mundo votase en blanco en unas elecciones y en "Las intermitencias de la muerte" qué pasaría si la gente dejase de morir. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Una trilogía? Vaya, Carol, que excelente sorpresa me has dado. Yo ya había visto el ensayo sobre la lucidez, pero la verdad creía que eran novelas separadas. Definitivamente ya sé que libros debo empezar a leer pronto! =) ¡Muchas gracias por el dato! ¡Me has animado el día!

      ¡Abrazos a ti también!



      Eliminar
  8. Muy buena reseña, en mi caso me decepcionó, pese a que reconozco que el argumento es bueno y me enganchó, pero el final me pareció precipitado, no me quedaron claros los factores que desencadenan la ceguera colectiva, y el estilo narrativo, al menos en mi edición, me agobió la ausencia de puntos que pausaran la narración.

    Me alegro de que hayas sacado lo mejor de él y lo hayas disfrutado, puede que tenga que darle otra oportunidad, un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que lástima que te decepcionara =( Sí, es verdad que el final puede resultar precipitado para muchos, pero creo que también tiene que ver con un factor sorpresa que el autor quiso darle a la historia.

      Sobre los factores que desencadenan la ceguera: es que Saramago realmente no quiso centrarse mucho en eso, sino más bien en el caos psicológico. Más que una novela típica, esta es una especie de parábola, o moraleja.

      Sobre la ausencia de puntos, jeje, al principio me pasó lo mismo, pero luego te acostumbras e incluso te queda gustando. Bueno, al menos en mi caso. Es comprensible que a otros lectores les agobie.

      Muchas gracias por tu comentario y tus excelentes apreciaciones, Meg. Es interesante ver una perspectiva opuesta.

      ¡UN abrazo a ti también! =D

      Eliminar
  9. Una maravilla de novela.También hay la peli, que aunque obviamente no es una obra de arte como la novela, siempre es curioso ver la adaptación cinematográfica después de leer el libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo muchas ganas de ver la adaptación, aunque me da miedo llevarme una gran decepción D:

      Sin embargo, tu comentario me anima. ¡Saludos!

      Eliminar
  10. Lector Indiscreto aquí de este lado
    Te saluda Clara , Hoy estuve en avellaneda ... No fue casualidad
    llegue hasta allí por que encontré el lugar donde el libro de saramago me esperaba
    Gracias Por recomendarlo
    Quizá sin esa recomendacion tuya
    El libro hubiera llegado mas tarde a mi. Saludos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias a ti, Clara, por comentármelo =D Espero que te haya gratificado su lectura. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  11. me apuraré a leerlo antes de que me ande correteando la muerte, entonces ;)

    ResponderEliminar

Comentarios Indiscretos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...