viernes, 31 de agosto de 2012

La contadora de películas- Hernán Rivera Letelier


Tenía una deuda con este escritor, a pesar de que ya lo había leído y me había encantado (con su libro "El Fantasista", que me pidieron mientras estaba en el colegio) Pero la deuda a la que me refiero era, sobre todo, en un sentido más patriótico, ya que Letelier es un escritor chileno. Y si hay algo que yo me obligo a hacer siempre- sobre todo últimamente- es leer a los escritores de mi país: Neruda, Bolaño, Isabel Allende, Donoso, entre otros menos conocidos.

Hice bien, porque esta lectura, sin ser una de sus mejores (según la crítica) me ha gustado bastante.

La Historia

Letelier tiene un sello: casi todas sus historias se centran en la Pampa chilena. Pampa es el nombre que se le da al desierto de Atacama, en cuyos recónditos rincones habita gente fascinante alejada de los estereotipos y tecnologías de hoy. Gente de la época de oro del salitre, la cual se marchó dejando tras de sí pueblos y ciudades fantasmas.

La historia, sin más preámbulos, se centra en una niña muy avispada llamada María Margarita, quien tiene un particular don: contar películas. Todo comienza cuando el padre de María, tras quedarse paralítico mientras trabajaba, hace que sus hijos vayan al cine y le cuenten la película en estreno, pues no puede verlas por sí mismo. El que lo haga mejor ganará y tendrá derecho a ir al cine todas las semanas para luego contarle la película.

María, que es la única hija y también la menor, es quien gana, para sorpresa de sus machistas hermanos. Pronto su talento llega a oídos de todo el pueblo, quienes empiezan a frecuentar la casa de María para oírla contar películas. Una entretención que les hace olvidar sus tristezas y problemas, abriéndoles el camino de la imaginación. La niña, motivada por su talento, se pone un pseudónimo: Hada Delcine.

Conclusiones personales

Palabra para describir el libro: Nostalgia

Es una novelita corta, muy corta. De 68 páginas. Se lee en un suspiro y resulta muy fluida. Pero lo que más me gustó de la historia es su realismo, donde los personajes resultan terriblemente humanos.

Uso la palabra Nostalgia porque esa fue la sensación que me dejó al terminarla. La historia no era lo que esperaba- no lo digo en un mal sentido- y en muchas partes resulta incluso soprendente. Una particularidad de Letelier es que, si bien suele escribir sobre gente humilde y sufrida, siempre les imprime humor. El autor es tragicómico, y cuando ocurren cosas desagadables como, por ejemplo, una violación, él prefiere utilizar la palabra rotunda y exigua en vez de alargarse en detalles escabrosos.

En "La contadora de películas" desfilan historias de gente humilde: gente del desierto. Hay algo en ella que se asemeja al ritmo de un cuento, aunque evita los finales felices. Como dije antes, el autor cuenta una historia triste a la que le imprime humor y un toque infantil.

También cabe destacar al personaje principal, María. Ella parece vivir en su propio mundo interior, donde solo existen las historias de la pantalla y la maravillosa magia del cine. A medida que transcurre la novela, María va aprendiendo que la vida no es como lo cuentan en las películas, y libra una lucha interna con la realidad y la ficción.

En el fondo María (así como la gente del pueblo) ve en las películas un escape a la dura realidad a la que han sido destinados, y tal como en la edad media, cuando juglares y trovadores contaban historias a la gente humilde que no sabía leer y solo vivía para trabajar, en esta historia María se convierte en ese escape del cruel mundo y un consuelo para las almas solitarias del pueblo.

Si algo podría criticarle a la novela es que, a veces, deja demasiados cabos sueltos, y a veces el ritmo de la narrativa decae un poquito. Sin embargo a mí me gustó, quisá porque no me hice tantas espectativas..., o simplemente, porque el personaje me cautivó.

El final deja con gusto a poco, pero tampoco está tan mal. Realmente, una novela ligera, divertida y original que no deja tan indiferente, aunque eso sí: el autor no aprovechó tan bien la idea.



Valoración personal: 

Podría haber sido mejor


Perdón a todos por esta ausencia tan larga en el blog. Tuvimos algunos viajes y cosillas que hacer que no nos dejaban tiempo para nada. Prometemos, ahora, volver a la actividad de siempre... ¡y con muchas nuevas reseñas y comentarios personales!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...