lunes, 2 de enero de 2012

La larga travesía de Peter Pan



Todos los niños crecen y, tarde o temprano, desaparecen. Puesto que no existe nada más natural e inevitable que el paso del tiempo, es natural que todos los niños acaben envejeciendo y muriendo. Todos lo hacen… todos, excepto uno. Existe un niño cuyo destino es no volverse nunca adulto y jamás ser olvidado. Lo primero se logra cuando se crea un  personaje como Peter Pan, con su desgreñado cabello rojizo, sus pies descalzos y su ropa hecha de las hojas que caen de los árboles; y lo segundo sólo es posible cuando además de un personaje se crea un ícono, un símbolo que puede ser entendido y aplicado a cualquier sociedad, sin perder su relevancia con el paso de las décadas.
           
      Los íconos trasmutan, Peter Pan es una muestra de ello. Su autor, James Mathew Barrie, tardó casi diez años en darle la forma definitiva que todos conocemos. Peter no se dejaría encontrar tan fácilmente. Apareció primero como un personaje secundario en “El pajarito blanco” (“The Little Bird”, 1902) y con pocas similitudes respecto al niño travieso y engreído de la novela final publicada en 1911 bajo el título “Peter Pan y Wendy”. Tampoco se contentó con permanecer en el papel y desde sus inicios ocupó un lugar en los escenarios londinenses con la obra “Peter Pan or the boy who would not grow up” (1904). Es debido al éxito de esta puesta en escena que Barrie decide seguir explorando el potencial del personaje y escribir dos novelas: la antes citada y otra que media entre la escueta aparición de “El pajarito blanco” y la última versión.
            
       Algo tiene Peter Pan, por tanto, que hace difícil abarcarlo en su totalidad de inmediato y que lleva a dejar varios intentos en el camino, Aún ahora, cuando su autor lleva un largo tiempo muerto, hay escritores que han decidido seguir explorando el País de Nunca Jamás. En el año 2004, por ejemplo, el Great Ormond Street Hospital for Children (depositario del legado literario de Barrie) autorizó la escritura de una segunda parte llamando a un concurso a escritores de todo el mundo. La ganadora fue Geraldine McCaughrean, con el título “Peter Pan de rojo escarlata” (publicada en español por Alfaguara, pero lamentablemente muy difícil de encontrar por estos días). En este, Wendy y los demás niños perdidos, ya adultos, deciden volver al lugar de la aventura al darse cuenta de que los sueños están escapando de la mágica isla y al hacerlo, se encuentran con un muy cambiado Peter, de la cabeza a los pies.
         
   Siguiendo por la línea literaria tenemos los libros escritos por Dave Barry y Ridley Pearson, llamada en inglés The Starcatchers Series”. Su primer título, “Peter Pan y los cazadores de estrellas” (Roca Editorial, 2007… hermosa edición) ya ocupa un lugar en las repisas de mi buhardilla, pero por cosas del destino (culpa de George R. R. Martin y su increíble “Juego de Tronos”) ha sido desplazado por un breve tiempo. Y ya que soy indiscreto, pero no apresurado, me niego a dar una opinión definitiva sobre el libro. Sólo diré que es una versión completamente nueva y que sólo recoge algunos aspectos del libro escrito a principios del siglo XX. Es interesante, ya que tiene toques de fantasía, pero no tan exuberantes como el original y sus personajes son más realistas aunque, si soy sincero y algo cursi, no tan adorables. Hasta el momento la serie tiene cuatro títulos, pero en español sólo están disponible los dos primeros (cosa que a esta altura ya no me sorprende tanto… después de todo estamos en el fin del mundo… geográficamente, quiero decir).
            
         Muchas otras secuelas no autorizadas se han escrito. En algunas se explora la veta oscura del personaje (cosa que, con una lectura atenta, no es muy difícil de encontrar en el original) y en otras los autores parecen haber escrito bajo los efectos de algún producto no del todo legal, puesto que han hecho de Peter y Wendy unos narcotraficantes punks o le han propuesto a Hitler (sí, el mismo que quiso conquistar el mundo) ir por el País de Nunca Jamás.

Tal como en sus inicios, a Peter le siguen gustando las artes escénicas. Disney le dio en 1953 su imagen más característica, para luego hacer su propia secuela en 2002. Steven Spielberg le dio su propio final en el año 1991 haciendo que el eterno niño creciera y se convirtiera en un aburrido y amnésico hombre encarnado por Robbie Williams. Y mi favorita, la estrenada en 2003, en la que se nos presenta un Peter más emocional, que hace más explícita su imposible historia de amor con Wendy (¿soy cursi?... mmm, a veces).

Otros escritores y directores se han sentido más atraídos por el propio Barrie, siendo la película Descubriendo el País de Nunca Jamás (2004) quizás la más bella y más conocida. Rodrigo Fresán, por otro lado, le ha dedicado una biografía interesante y polémica que sin duda vale la pena leer.

Campanita (la encantadora y a veces irritante hada que acompaña a Peter a todos lados) no se ha quedado atrás y en último tiempo ha protagonizado varias películas de Disney, al igual que algunos libros financiados por la misma compañía. Pero sin lugar a dudas, si lo que te interesa es la pequeña rubiecilla deberías leer “El País de Nunca Jamás y el secreto de las hadas” de Gail Carson Levine.

Como ves (o lees), Peter Pan no nos deja en paz y sigue apareciendo de vez en cuando bajo la pluma o la cámara de algún adulto con alma de niño que se siente fascinado por la historia y ha querido contribuir de alguna forma (o también, digámoslo, que ha considerado que puede reportarle grandes ganancias económicas). Incluso una amiga personal que disfruta creando sus propias historias me habló en cierto momento de tomar prestado  a este versátil personaje y confeccionarle un traje nuevo (idea que a mí me pareció muy interesante y que espero que ponga en práctica pronto).

A algunos puede parecerles falta de originalidad, pero yo, un lector ávido y, lo reconozco, fanático total de Nunca Jamás, creo que nunca sobran nuevos libros sobre Peter, más cuando son movidos por un amor irrefrenable y productivo hacia la historia. Además, todo libro, por bien escrito que esté, tiene sus pasillos no explorados (en especial Barrie que, aunque sin la célebre frase usada por Michael Ende, disfrutaba bastante con adelantar cosas que después no volvía a nombrar) y si existe algún minotauro dispuesto a seguir el camino por su cuenta, no debemos llamar a Teseo y aguar sus planes. 

Si no están de acuerdo conmigo en esto de los pasillos, pregúntenle a Paige Pearson, quien, tras escuchar un cuento nocturno relatado por su padre, preguntó cómo Peter había conocido al Capitán Garfio, con lo que logró que su padre escribiera toda una serie sobre el tema. Los niños son quisquillosos, no lo olvidéis.

5 comentarios:

  1. Sin duda alguna un personaje que tiene algo especial que tanto a niños y adultos nos aprisione y nos lleve a Nunca Jamas :)

    ResponderEliminar
  2. mi marido y yo los dos tenemos 70 años y a pesar de envejecer , seguimos soñando con PITER PAN Y NUNCA JAMAS, a caido en nuestras manos buscando libros los dos primeros titulos de PITER PAN , los ladrones de sombras y Piter y los cazadores de estrellas y nos han encantado por su frescura, SON PRECIOSOS, SIRVEN PARA NIÑOS , y para(NIÑOS) que han crecido"70 años, rogamos que pongan a la venta lo dos restante de la coleccion , en español por favor, gracias de corazon.. maite y chomin

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. AH, SE OLVIDABA, DALES LAS GRACIAS A ESTOS DOS DIVERTIDOS Y BUENOS ESCRITORES ,POR SU FATASIA " TAN CREIBLE", NOS HAN ECHO PASAR UN TIEMPO DE LECTURA SEGUIDO Y AGRADABLE, PUES LOS HEMOS LEIDO DE UN TIRON TAN INTERESANTES ESTABAN, GRACIAS CHICOS UN BESO A , DAVE BARRY Y RIDLEY PEARSON , MAITE Y CHOMIN.

      Eliminar
    2. De hecho, he tenido el gusto de leer los dos libros antes mencionados ^^ (ladrones de sombras y cazadores de estrellas) Ambos con ediciones e ilustraciones preciosas. Por cierto, también hay otro que se llama: "Peter Pan, La Espada Escarlata"

      Me parece muy bueno que algunas editoriales vayan sacando nuevas versiones de esta maravilosa historia. Y gracias a comentarios como el tuyo, me alegra saber que este libro sigue encantando a los lectores de todas las edades.

      Un gran abrazo para ustedes! Gracias por comentar ^^

      Eliminar

Comentarios Indiscretos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...