jueves, 19 de enero de 2012

La diferencia entre villano y antagonista


Recuerdo haber escuchado decir a alguien una vez: ¿antagonista y villano son lo mismo?

Pues la respuesta es NO. 

Partiré por lo básico. Se sabe que el villano/a de una historia es quien esta ahí para perjudicar al héroe o a otros personajes de forma consciente e injustificada, en pos de sus propios intereses. El villano es lo que uno denominaría como el fruto envenenado del cajón, ya que su fin no es otro que hacer daño a otros, tenga los motivos que tenga.

Sin embargo, el antagonista no siempre debe ser malvado, ya que la misión de este es oponerse al protagonista y sus ideales, además de ser su antítesis, contraposición o némesis. Pero eso no lo convertirá automáticamente en el villano de la historia. Incluso a veces es el verdadero héroe.

El antagonista puede incluso no ser una persona, sino también una fuerza natural o invisible como el mar, la soledad, la locura o la muerte. Es, en definitiva, la oposición al protagonista.

Un claro ejemplo es, para quienes han tenido el placer de conocer este manga o ver su anime, la historia de Death Note (imagen arriba), donde Light Yagami es el protagonista y villano, y el detective L, su némesis y por lo tanto antagonista, el verdadero héroe. Sin embargo Light, a pesar de ser un psicópata, es el  verdadero protagonista, ya que en base a este particular personaje y sus actos es como va tejiéndose la trama de esta excelente obra que no puedo dejar de recomendar.

Otro ejemplo es Artemis Fowl, el protagonista del libro que lleva su mismo nombre, quien es el malo indiscutido y el cerebro calculador detrás de todo. Un protagonista ambicioso, inteligente y sin escrúpulos, a pesar de su corta edad.

Es difícil, sin embargo, encontrar en la literatura historias donde los protagonistas sean los malvados y los antagonistas los héroes. Aunque sí es más fácil hallar antagonistas basados en una fuerza psicológica, como en la conocida novela de Dostoievski, Crimen y Castigo, en la que el protagonista, Raskolnikov, es un asesino cobarde y por lo tanto jamás un héroe. En contra de lo que dicen muchos, no considero que Arcadio Ivanovich sea su antagonista, sino su propia mente torturada por los remordimientos.

O en el caso de Robinson Crusoe, su antagonista es la soledad.

Así que, para los futuros aspirantes a escritor, este consejo podría ayudarles: a veces un antagonista original, que no siempre tenga que ser villano, es lo que podría darle un sabor más que interesante a la historia.

9 comentarios:

  1. Un post muy interesante... Me ha gustado que hayas recomendado el anime Death Note, es uno de mis preferidos :)

    ResponderEliminar
  2. He de decir que soy un fan del manga (y algunos animes), por lo que a menudo haré recomendaciones varias sobre literatura y manga ^^

    Un saludo, srta. Kimara.

    ResponderEliminar
  3. Muy buena la entrada, decididamente me quedo con un buen antagonista antes que con el protagonista... la historia tiene mucha más riqueza así como bien recomiendas... a mí también me encantó Death Note y eso que nunca había visto Manga ni Anime, pero me la recomendaron y me enganchó desde el capítulo uno.

    Saluditos

    ResponderEliminar
  4. Amé que hayas puesto de ejemplo a Death Note *u*
    Me encantó el post!

    ResponderEliminar
  5. Un buen antagonista es Archer de Fate/Stay Nigth; y los protas son claros ejemplos de antiheroes.

    ResponderEliminar
  6. Muy buena explicación. Death Note y Artemis Fowl por cierto son muy buenas historias, lastima que la ultima jamas llegue al cine, aunque ya han habido un par de intentos fallidos, pues como bien se sabe los villanos o mejor dicho, como tu mismo lo has explicado aquí, este antagonista y su historia no es muy rentable como lo fue el caso de Harry Potter, héroe por excelencia.

    ResponderEliminar

Comentarios Indiscretos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...