viernes, 27 de enero de 2012

Estereotipos de villanos



Ya he dicho anteriormente que una buena historia no es nada sin un buen villano. O al menos la mayoría de ellas. Sin embargo, y como en el caso de los héroes, lo más interesante es que no todos los personajes malvados responden a un mismo patrón ni siguen el mismo argumento para justificar sus actos. Hay muchos tipos de  perfiles de los que un escritor, guionista o dibujante de manga o cómic, se puede servir para crear al personaje malvado central.

Y por eso, he hecho una lista de los diferentes estereotipos maquiavélicos que pueblan el mundo de las historias. Pero, ¡ojo!, muchos villanos contienen una mezcla de estos estereotipos. No tienen por qué ceñirse a uno solo.


El que es malvado por esencia: Se trata del cliché más conocido y el que se adhiere a los estereotipos más antiguos. Este retorcido ser nunca se arrepiente de sus actos y su ansia de poder no conoce límites, sembrando crueldad, horror y desesperación a su paso. Nunca sabes realmente por qué decidió dedicar su existencia a atormentar a los que lo rodean, pero seguro que no te gustaría encontrarte con uno de estos. 


Personajes como Voldemort, la Bruja Blanca o Sauron encajan en este grupo.


El hipócrita: Seguro que más de alguna vez te habrás topado con uno de estos en alguna película, libro o anime, porque son de los que más abundan en la vida real. Este villano suele comenzar siendo un personaje de aparentes buenas intenciones, fingiendo ante todo el mundo que es un ser bondadoso para quitarlos luego del camino de la forma más ruin y desdeñable. Muchos poseen una personalidad carismática, atrayente e interesante que hará que los demás caigan más fácilmente en su red. 


La mayoría temen ser atrapados y son, por lo general, cobardes y ambiciosos. A veces incluso fingen ser amigos de los protagonistas.


El psicópata demente: algunos son elegantes. Otros... no tanto. Pero sea como sea, el asesino en serie,  amante del crimen y la sangre, es un estereotipo bastante manoseado y que aun sigue resultando fascinante. Guason, Dexter, Hannibal Lecter o el mismo Jack el destripador (personaje real e inspirador de centenares de historias), son villanos necesarios, ya que encarnan el lado más oscuro, sádico y oculto del ser humano.


A menudo estos villanos tienen una doble personalidad o un pasado trágico y nada agradable que en cierto modo fue el detonante de su locura. Abundan en la novela negra, el cómic estado unidense y las películas de suspenso y terror, y muchos de ellos se convierten en inspiraciones futuras.


El "mago" oscuro: Estos villanos solo existen en las historias de ciencia ficción y fantasía. Por lo general, su objetivo es dominar un pueblo, país, o incluso el mundo entero con su ilimitado poder, el que a veces es obtenido de forma reprochable


Algunos son renegados de su pueblo. Otros, brillantes aprendices con un futuro prometedor que por esos azares del destino decidieron irse al lado oscuro para hacer lo que se les diera en gana. Tienen un ego grande, mucha confianza en sí mismos y fieles servidores que harán lo que sea por complacerlos. 


¿Les suena Anakin, de la Guerra de las Galaxias? ¿O el joven Tom Riddle, de Harry Potter?


El descarado: Tal vez no son precisamente malvados, aunque algunos de ellos sí se merecen una cadena perpetua segura. Este tipo de villano es el que no tiene escrúpulos y hará lo que sea necesario para obtener lo que desean. La mayoría de ellos encajan en el perfil de un pirata, un ladrón o un asesino a sueldo. Es decir, villanos que actúan sin decencia ni respeto por el otro si con ello consiguen dinero o algo de poder. Sin embargo, su personalidad malvada suele aflorar cuando aparece el héroe de la historia para frustrar sus planes y actos.


Lo interesante es que, a veces, este tipo de personaje es el que termina aliándose a regañadientes con el protagonista si con ello logra obtener lo que quiere.


El que tiene complejo de Dios: Lo fascinante de estos villanos es que necesitan, por lo general, un mayor trabajo psicológico. Y no abundan mucho. Este malvado/a individuo/a es inteligente, calculador y paciente. Poseen ideales extremistas y están completamente seguros de que su forma de pensar es la correcta, haciendo lo que sea con tal de ponerla en práctica para hacerle saber al mundo que ellos están ahí para "castigar" a los que no siguen la senda correcta (su senda) 


Y los que no están dispuestos a seguir su utopía, simplemente deben ser eliminados.


El que al principio era bueno: Este es el villano que no nació para serlo. El que empezó siendo amigo de los héroes de la historia, el detective correcto, el amante perfecto o el joven soñador. O lo que se les ocurra. Pero en algún momento de su vida, algo hizo que su naturaleza buena empezara a retorcerse.


Por lo general, el detonante de su oscuro cambio de personalidad es la traición, la venganza, los celos o la envidia. Algunos terminan arrepintiéndose, pero eso nunca hará que sus actos anteriores sean olvidados. Para mí, son de los villanos más interesantes por su complejidad.


El que abusa de su poder: Seguramente recordarás algunos cuantos. Este truculento villano jamás es pobre o un civil común. Puede ser un rey, un emperador, un dictador, un policía, un militar, un millonario empresario, un torturador, etc. Siempre están por sobre algún grupo de desdichados a los que atormentarán o utilizarán para lograr lo que quieren, incluso si con ello se ganan un acérrimo grupo de enemigos y rebeldes. 


Como cual niño pequeño y caprichoso, tienen la constante necesidad de imponer su poder a los demás para sentirse mejor consigo mismos.


El envidioso o rencoroso: Un villano difícil e interesante porque puede ser cualquiera y quizá el que menos esperas, ya que la envidia es un sentimiento absolutamente humano. Este personaje se vuelve cada vez más retorcido a medida que su envidia o rencor por el protagonista aumenta. Todo lo que hace es para arruinar la vida del héroe de la historia hasta el punto de volverse una persona sin moral ni escrúpulos, cegada por su odio desmedido o celos enfermizos.


Una novela que contiene este estereotipo en su máximo esplendor es el Conde de Montecristo, donde el envidioso Danglars y el celoso Mondego se confabularán mutuamente para arruinar la vida del personaje principal, Edmundo Dantés, a quien envidian hasta el punto de desearle el peor destino de todos y provocando, claro, su propia ruina cuando sea el propio Dantés quien regrese para vengarse de ellos.


Tal vez me dejo otros en el tintero, pero estos son los más comunes.

¿Cual es tu estereotipo favorito?

5 comentarios:

  1. Qué buena selección de malvados! pues a mi me gustan especialmente los que al principio eran buenos, por la evolución... los psicóptas dementes dan jueguillo a la historia y otro que también me parece interesante es el envidioso-rencoroso por lo que puede llegar a perpetrar... los más abundantes en la vida, los hipócritas y también los envidiosos-rencorosos...

    Un saludito

    ResponderEliminar
  2. Sin duda alguna mi malvado favorito es el que antaño era bueno. Es muy interesante saber q causas o que acción llevo al personaje en cuestión del camino recto al camino torcido. Si esta muy bien montado el asunto es un personaje al q se le puede sacar mucha tajada.
    También es muy interesante el q se cree alguien q sus acciones son divinas :). Muy buena e interesante entrada.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por sus comentarios, Vampira y Feanor. Al igual que a ustedes, prefiero también a los que son buenos y luego van mostrando facetas malvadas. Son personajes complejos e interesantes, con los que incluso te puedes identificar.

    Sobre los psicópatas dementes, si están bien hechos, son irresistibles.

    ResponderEliminar
  4. Perdona,pero Voldemort se hizo malo malísimo porque odiaba a su padre muggle,no porque sí y ya está.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Elena, Voldemorth era un psicópata, pues desde antes que descubriera su verdadero origen demostró una malicia poco común en los niños de su edad.

      Eliminar

Comentarios Indiscretos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...