miércoles, 28 de diciembre de 2011

El libro de las cosas perdidas- John Connolly

Siempre he creído que el verdadero lector es un explorador, alguien que avanza a ciegas en un camino de páginas escritas. A veces, alguien lo guía y le dice hacia dónde dirigirse. Otras, una crítica, reseña o recomendación en algún medio de comunicación despierta su curiosidad por un libro o un autor. Y las mejores, aquellas ocasiones en que el libro llega a tus manos por una fuerza que algunos llamas azar, otros destino, pero que en ese momento tu llamas suerte, increíble y hermosa suerte.
            
Muchas veces he sentido que una especie de hilo me une a un libro hasta el momento en que finalmente nos encontramos. Muchos han sido los libros hallados así y pocas las desilusiones, pero si tuviera que destacar alguno sería sin duda “El Libro de las Cosas Perdidas” de John Connolly.
           
Hace años, cuando era chico y no tenía dinero para libros, era un visitante habitual de cierta página de descarga de libros en pdf ahora desaparecida y que me ayudó a encontrar muchos de los títulos escondidos en cierta parte de mi computador (no me digáis nada, me sé completo el discurso del derecho de autor, pero es que a veces no hay otra manera. Además, yo era un niño todavía xD). Un día, en su página de inicio, encontré un libro que me obsesionó, desde la foto de la portada hasta el punto final de la reseña. Me hablaba de una historia de las de antes, con el mundo desconocido y maravilloso que se encuentra por accidente, el villano retorcido (en este caso de forma literal), el protagonista intrépido y astuto… todo, sin embargo, con un toque a la vez contemporáneo y clásico.
           
 Lo que sin duda me hizo no despegarme del libro por un tiempo fue la aparición de los cuentos clásicos de los hermanos Grimm, pero con una lectura propia del autor (como adjudicarle una ideología comunista a los enanos, transformar a Blanca Nieves en una mujer francamente detestable y trastocar la historia de la caperucita roja hasta límites polémicos) que los hace aún más divertidos e interesantes.
            
Los personajes no se quedan atrás. David, el protagonista, es un niño que tiene muchas dificultades en su corta vida, las cuales comienzan con la muerte de su madre. Desde ese momento, su existencia se transforma exactamente  en lo que él no quería: su madre lo ha abandonado, su padre lo obliga a visitar a un estúpido psiquiatra y para colmo de males ha encontrado un nuevo amor, sin preguntarle nada a su hijo. La nueva madre que su padre le ha impuesto, llamada Rose, le regala un hermanastro y una nueva casa. Todo esto saca de quicio al pobre David. Pero aparte de estos problemas, la vida del chico es común, sin un atisbo de fantasía e incluso lejos de la guerra que asola Europa. Todo eso cambia un día en que un avión de combate estrella en el patio de su casa, poniendo en serio peligro la vida de David. Y es mientras escapa de este infierno cuando encuentra, en un hueco en la tierra, un camino a otro mundo, fantástico pero igual de terrible del que acaba de huir.
           
El libro tiene una escritura sencilla y bella, ideal para que cualquier persona de cualquier edad pueda leerlo sin problemas. Lleno de pequeñas historias dentro de la más grande, cada momento lleva a David a comprender que él tiene parte de culpa por la situación que está viviendo  y que está en sus manos hacer algo para solucionarlos.
           
El autor no da descanso y página tras página te mantiene atento a los movimientos de David y quiénes lo persiguen, todo condimentado con escenas crueles y bastantes explícitas. Un viaje, por tanto, lleno de aventuras.
          
Sólo espero que tu propio camino de exploración te haya llevado o te lleve a encontrar este fantástico libro.

 Mi valoración: Excelente

Lo mejor: Principio. Intermedio. Final

Lo peor: que no está publicado en mi país, lo que me hizo tener que leerlo en la pantalla de un computador cuando debí hacerlo volteando las hojas con mis dedos a la luz de una vela.

Primer Párrafo: “Había una vez, porque así deberían comenzar todas las historias, un niño que perdió a su madre”.

domingo, 25 de diciembre de 2011

La siniestra Susie y otras historias para gente rara


Este no es un libro cualquiera. En realidad, es una serie de "historietas" con apariencia de cuento y estilo Tim-Burtoniano que desbordan originalidad, humor negro e irreverencia.

Lo compré de casualidad y a menudo lo releo porque es sencillamente genial. Historias como la de Susie, la niña siniestra que colecciona cosas viscosas, o la de Betsy, la tonta niña vampiro, son las que tejen esta serie de historias trágicas sobre niños raros, personas mutiladas, psicópatas y locos salen en escena. Cuentos que, según su propio y desequilibrado autor, Angus Oblong y niño mimado de esta página, son los que deberían contarle los padres a sus hijos antes de dormir.

Los dibujos son muy originales, parecidos a los de Tim Burton y con un humor que a veces es más inteligente de lo que parece a simple vista. Y quizá no tan infantil como se supone.

Este libro se basó en la serie The Oblongs (Los Oblongs), en la que trabajó el propio autor y que cuenta la historia de una extraña familia: el padre no tiene brazos ni piernas, la madre es genialmente desequilibrada, el hijo del medio (y protagonista) tiene trastornos sociales, la tierna hija menor que tiene una rara cosa viscosa sobresaliendo de su cabeza y los hijos siameses.

Una serie muy graciosa llena de gente freak que realmente recomiendo que vean. Aquí una imagen de Los Oblogs.


Personajes:

El padre: Robert Sheldon "Bob" Oblong. Es el padre de la familia Oblong. Nació sin brazos ni piernas. Trabaja en la fábrica de veneno.

La madre: Marie Kay "Pickles" Oblong. Es la madre de la familia Oblong. Es alcohólica y una fumadora compulsiva. Aparte es asidua a asistir a un bar llamado el "Balde Oxidado", también es adicta al sexo.Nació en la colina pero se mudó al valle al conocer a Bob, desde entonces no tiene pelo, por lo que usa una peluca rubia.

Los hijos mayores: Chip James y Biff Eugene Oblong. Los hijos mayores de la familia, gemelos siameses aunque muy distintos. Están unidos por el costado y tienen 3 piernas, lo cual les provoca más de una discusión por la pierna del medio. Cuando uno de los dos quiere tener ¨intimidad, el otro entra en coma voluntario para dejarlo solo.Uno solo piensa en mujeres y en particular en pezones mientras que el otro solo piensa en ejercitarse y en los pricipios que le enseña su entrenador del que al parecer se encuentra enamorado.

El hijo del medio: Milo Francis Oblong. Es el hijo mediano de la familia Oblong. Posee numerosos traumas mentales y sociales, incluyendo el típico americano déficit de atención con hiperactividad. Tiene una cabeza grande y débil con un único cabello, suele ir con un ojo cerrado.

La hija menor:Elizabeth Lauren "Beth" Oblong. Es la pequeña de la familia Oblong. Tiene un extraño tumor rosado creciéndole en la cabeza. Es cariñosa y quizás la más cuerda de la familia.

El autor:

Un autor al que admiro y que siempre hace sus firmas y eventos pintado de payaso, como cual jóker. 

La biografia que él mismo hace en su pagina oficial indica que nació en 1863 y que a los dos años le cayó un rayo. Luego, a los catorce, se cambió el nombre influenciado por este terrible acontecimiento, ya que Engelbert Humperdink no le gustaba a Zeus y le daba mala suerte. En dicha biografía afirma que sus padres eran dos gemelos siameses (uno de ellos negro) y que trabajaban como contorsionistas en el Goldsmith`s Traveling Sideshow & Circus, donde él también trabajó durante ciento veinte años. Se contradice al afirmar que con nueve años, en 1945, se escapó y comenzó un pequeño pero lucrativo negocio robando mascotas y devolviendoselas a sus dueños. Cuando terminó en California tras años en las calles, dice, comenzó a crear a los Oblongs.

Siempre siguiendo la vida que él se ha creado, Angus dice que está felizmente casado con una silla de ruedas atada a una mujer que se llama Shimmery y que juntos tienen tres hijos humanos: Pink, Bjork y Grampy.

"Grampy nació muerto, pero todavía lo guardamos" dice Oblong con gesto serio en la entrevista-biografía de su página oficial "Está en una jarra llena de agua. Esta un poco sucia, por la mantequilla de cacahuete que Shimmery pone en ella para que coma. Apesta a muerte, pero le queremos igual".

"Estamos buscando", añade, "a alguien para que se case con él. Preferiblemente otro bebé muerto en un tarro, para que pueda relacionarse con un igual".


Un autor curioso para una historia curiosa.






jueves, 22 de diciembre de 2011

El mal mercado de la literatura infantil/juvenil

Es para mí un honor hablar hoy sobre esos libros que, en mi más humilde e indiscreta opinión, merecen ser sacados de la venta. O quemados. Libros que yo no le pasaría a un infante por nada del mundo por la simple razón de que podrían darle una idea equivocada de las cosas o anidar telarañas en su cabeza. Para eso ya tenemos la televisión.

Hoy en día, el mercado literario es tan amplio como cualquiera, con sus intereses y público objetivo, pero ¿qué pasa cuando sacan a la venta libros mediocres, faranduleros o nocivos solo con el objetivo de ganar dinero o fomentar ideas incorrectas?

He aquí unos ejemplos:

"Maggie se pondrá a dieta" es un libro infantil que cuenta la historia de una niña que sigue una dieta para bajar de peso y se convierte en la estrella de su escuela. Foto: Reproducción
Este es el libro “Maggie se pondrá a dieta”, un libro dirigido menores entre 6 y 12 años en cuya portada aparece una niña “gordita” mirándose al espejo con un vestido que no es de su talla. Sin embargo, ella se ve delgada a través del espejo.

El argumento del libro escrito por Paul M. Kramer, un escritor estadounidense de literatura infantil, señala que Maggie, una niña con kilos de más, hace una dieta que la transforma de una chica insegura y escasamente popular, a estrella del equipo de fútbol de su colegio.

En primer lugar, no me cabe en la cabeza que un libro dirigido a menores de 12 años instigue a hacer dieta, cuando en esta edad no es para nada recomendable que los críos hagan dieta, ya que es una etapa de crecimiento. Por otra parte, este es ese tipo de libros que podría hacer que cientos de niñitas sienta deseos de ser más delgada o, incluso, fomente una baja autoestima al darse cuenta de que quizá no encajan con el ideal de este libro: ser delgada y popular.

Un libro que sin lugar a dudas puede fomentar la anorexia en niñas pequeñas.


Lo curioso es que el otro día vi este libro en la sección infantil para niñas, y no me cabe duda de que muchos otros libros de este género están metidos en las mismas estanterías.

¿Qué digo de esto? Pues que me parece estúpido. Uno de esos libros que están destinados a no aportar nada al intelecto de las niñas y que claramente les dice: "debes pensar en chicos, debes pensar en chicos" Y entonces estamos subestimando a las muchachas con la creencia de que es este tipo de libros los que le interesan. ¿Quieres conquistar el corazón de los chicos? Joder, muchacha, mejor ponte a jugar.





Y por último tenemos aquí el ejemplo de lo que es el mercado literario. Libros de de ídolos adolescentes que claramente se han saltado sus etapas y que viven una vida de glamour con el que muchos sueñan. Libros que no aportan nada. Absolutamente nada. Ni siquiera una buena historia con la que echar a volar la imaginación.

Pero el márketing es así y hoy se saca un  libro de prácticamente todo.

miércoles, 21 de diciembre de 2011

TOP de Libros Infantiles!

Como esta semana está dedicada a la literatura infantil, coloco aquí cinco libros que recomiendo para su lectura (además de los ya mencionados: "La historia interminable" y "Una serie de eventos desafortunados"

¡Comencemos con siete clásicos!

EL JARDÍN SECRETO


Autor: Frances Hodgson Burnett

Mary, una niña irritante y huraña, es enviada a vivir con un tío suyo llamado Sr. Craven tras la muerte de sus padres. Viudo y con un hijo enfermo, el Sr. Craben vive sumido en un ambiente depresivo y pasa la mayor parte del tiempo viajando tras el fallecimiento de su esposa. Su hijo Colin, por otra parte, ha vivido toda su vida postrado en su cama. Un día, mientras Mary recorre los jardines de la Mansión, encontrará un jardín cerrado con llave que despertará totalmente su curiosidad.

Una historia de amistad, drama y misterio totalmente imperdible!!


CHARLIE Y LA FÁBRICA DE CHOCOLATE


Autor: Roald Dahl

Es la historia de Charlie Bucket, un niño muy pobre y amable que tras una serie de circunstancias termina ganando uno de los cinco billetes dorados que Willy Wonka, el dueño de la fábrica de chocolate más fascinante, ha puesto a la disposición de los niños del mundo para guiarles por su fábrica con el objetivo de entregarle al único ganador un asombroso premio, el que les será dado al final de la visita. 

¡Divertido y original!

MATILDA


Autor: Roald Dahl

Matilda es una lectora empedernida con sólo cinco años. Sensible e inteligente, todos la admiran menos sus mediocres padres, que la consideran una inútil. Pero además tiene poderes extraños y maravillosos. Un día, Matilda decide desquitarse y empieza a emplearlos contra la abominable y cruel señorita Trunchbull, la directora del colegio al que asiste y en el que encontrará por primera vez el cariño de una persona: su humilde maestra, la profesora Dulce.

¡Simplemente genial!


EL PRINCIPITO

Autor: Antoine De Saint-Exupery

Esta es la historia de un niño que vivía solo en su planeta, que amó a una flor y luego le contó su maravillosa travesía a un aviador. En este libro se encuentra un trasfondo moral tan profunto que, en medio de la fantasía, conmueve y obliga a la meditación, porque se ocupa de los valores del ser humano. Por otra parte, dentro de las diversas situaciones descritas se plantean razonamientos de lógica incontrastable. En fin, El Principito es universal y constituye, sin lugar a duda, una importante aportación a las grandes obras de literatura juvenil de todos los tiempos.

Para todas las edades. Un clásico entre clásicos lleno de metáforas.

MOMO


Autor: Michael Ende

Momo es una niña que posee una extraña cualidad: sabe escuchar. Ante ella, hasta los más tontos descubren que tienen ideas inteligentes. Un día aparecen los hombres grises convenciendo a la gente de que ahorre tiempo y lo deposite en su banco. ¿Qué harán con el tiempo de los demás? Momo se propondrá descubrirlo con la ayuda del maestro Hora y de la tortuga Casiopea. 

Momo es una parábola sobre la locura del ritmo de vida actual en al que la frase "no tengo tiempo" se impone y da lugar a una vida mísera y a la pérdida del cariño y las amistades. 

Si no lo lees, te pierdes la mitad de tu vida ;)

PETER PAN Y WENDY
(libro del que hablaré mas tarde)


Autor: J,M. Barrie

Peter Pan y Wendy (1911) es la historia de tres niños ingleses que una noche, tras recibir la visita de un extraño ser que tiene poderes mágicos y se llama Peter Pan, salen volando con él hasta llegar al sorprendente país de donde procede: la isla de Nunca Jamás. Allí, acompañados por el hada Campanilla, vivirán divertidas y peligrosas aventuras entre indios, fieras y una banda de piratas capitaneada por un archivillano llamado capitán Garfio. 

Decir que es maravilloso y alucinante es decir poco.

LAS CRÓNICAS DE NARNIA: EL LEÓN, LA BRUJA Y EL ROPERO
(libro del que hablará más tarde)


Autor: C.S.Lewis

Esta es la historia de cuatro hermanos (Peter, Susan, Edmund y Lucy Pevensie) que a través de un armario mágico descubren el camino a la mágica, maravillosa, y alguna vez pacífica tierra de Narnia. Una vez dentro de Narnia (lugar donde hace ya cien años se encuentra en un invierno eterno sin Navidad, debido a la malvada Bruja Blanca), los cuatro hermanos conocen al gran león Aslan y toman parte en la batalla para derrotar a los poderes glaciales de la Bruja Blanca. 

Si no lo has leído, deberías golpearte a ti mismo.

Ahora, libros de deberías leer y no son muy conocidos

EL LIBRO DE LAS COSAS PERDIDAS


Autor: John Connolly 

En su dormitorio del desván, David, un niño de doce años, llora la muerte de su madre. Está enfadado y solo, con la única compañía de los libros de sus estantes. Pero los libros han empezado a susurrarle en la oscuridad, y, mientras se refugia en los mitos y los cuentos que su madre tanto amaba, descubre que el mundo real y el mundo imaginario han empezado a mezclarse. Mientras la guerra se extiende por Europa, David aterriza de golpe en una tierra que es producto de su imaginación, pero aterradoramente real... 

Es simplemente perfecto. Lo tiene todo: profundidad, magia, aventura y libros.

EL RESCATE DEL CASTILLO BLANCO

El Rescate Del Castillo Blanco

Autor: Jorge García Fuentealba.

El día que cumple trece años los dos ancianos revelan a Volna que el enorme castillo blanco en que ha vivido encerrada desde pequeña se encuentra enclavado en medio de un continente infernal llamado Urgulia, donde residen todas las criaturas del Mal. Los cielos se encuentran perpetuamente cubiertos por densas nubes negras. Los anchos muros ya no ofrecen la seguridad de antaño, y Volna deberá abandonar el castillo disfrazada de bestia para atravesar la extensa lobreguez de la Urgulia y así arribar al lejano Confín Oriental, donde quizá las razas humanas mantengan sus ciudades en pie.

Un magnífico descubrimiento y debut de su autor. Es un libro exquisitamente contado, con el olor de las viejas historias que se cuentan junto al fuego. ¡Excelente! Me lo leí de un tirón.

HISTORIA DE UNA GAVIOTA Y DEL GATO QUE LE ENSEÑÓ A VOLAR


Autor: Luis Sepúlveda

La novela relata la historia de Kengah, una gaviota que queda sola en el inmenso océano del mar y que es tapada por una ola de petróleo producto de un descuido humano. Débil, la gaviota logra volar hasta donde de encontraba Zorbas, un gato grande negro y gordo que había quedado solo luego de que su amo se fuera de excursión. La gaviota antes de morir decide dejar en manos del gato el cuidado de su huevo, todo sujeto a tres promesas que éste debía cumplir y que eran: no comérselo, cuidarlo y llegado el momento, enseñarle a volar. Éste decide acceder a lo que pedía Kengah, debido a que pensaba estaba delirando. La tarea no resultó nada fácil, era muy distinto a lo que pensaba, pero debía cumplir con la promesa hecha a la hermosa gaviota antes de morir, así lo hizo, resultando la tarea más difícil enseñarle a volar al polluelo, ya que éste era un gato y por supuesto no sabía como hacerlo.

Lloré como un imbécil. Es una historia magnífica, llena de metáforas, personajes entrañables y un final único.  Un libro que perdurará.

LA MUÑECA VIAJERA DE KAFKA


Autor: Jordi Sierra I Fabra

Un año antes de su muerte, Franz Kafka vivió una experiencia muy insólita. Paseando por el parque Steglitz, en Berlín, encontró a una niña llorando desconsolada: había perdido su muñeca. Para calmar a la pequeña, el autor de La metamorfosis se inventó una peculiar historia: la muñeca no se había perdido, se había ido de viaje, y él, convertido en cartero de muñecas, tenía una carta que le llevaría al día siguiente al parque. Aquella noche Franz escribió la primera de las muchas cartas que, durante tres semanas, entregó a la niña puntualmente, narrando las peripecias de la extraordinaria muñeca desde todos los rincones del mundo.

Original, entrañable, melancólica e ingenua. Una historia jodidamente conmovedora.

LA POROTA


Autor: Hernán del Solar

Una mañana, al despertar, Porota ve que su muñeca Mimí ha desaparecido. En su búsqueda, la niña descubre el secreto de Mimí y un mundo desconocido se abre para ella: un mundo donde los juguetes cobran vida.

Un libro que todo niño debería leer, joder.

AMI, EL NIÑO DE LAS ESTRELLAS


Autor: Enrique Barrios

Pedro, un niño de diez años, pasa sus vacaciones de verano en un pueblo costero. Una noche, en la playa, traba amistad con un "niño" extraterrestre llamado Ami. Junto a su nuevo amigo, vivirá una serie de experiencias insólitas y sorprendentes: recibirá unas breves lecciones de vuelo, luego, él y Ami viajaran a bordo de una nave espacial por diversos lugares del planeta e incluso visitarán otros mundos. Ami le enseñará a Pedro que el Amor es la ley fundamental del universo, que la evolución no es otra cosa que acercarse al Amor y que el ego es la barrera que nos frena y que impide que se manifiesten nuestros mejores sentimientos. 

Cursi, emocionante y atrapante. Un libro para releer.

CRÓNICAS DE SPIDERWICK


Autores: Tomy Diterlizzi y Holly Black

Las Crónicas de Spiderwick es una saga de cinco libros que cuentan la historia de los niños Grace: Jared, su gemelo Simon y Mallory, su hermana mayor. Su madre acaba de separarse de su padre y Jared se mete en grandes problemas en la escuela por pelearse, por lo que deciden buscar un nuevo comienzo. Así que empacan el equipo de esgrima de Mallory, las mascotas de Simon y los cuatro se mudan a la vieja casa que pertenecía a la tía Lucinda. Antes de que se cuenta, descubren un mágico mundo al ser guiados por un misterioso libro que escribió el viejo tío Arthur Spiderwick. 

Un cuento de hadas moderno que te encantará (no es broma)

CÓMO ENTRENAR A TU DRAGÓN


Autora: Cressida Cowell

En la época de los vikingos todos los adolescentes debían demostrar sus habilidades cazando y entrenando a un dragón. Hipo Horrendo Abadejo III no fue una excepción.
El joven vikingo Hipo Horrendo Abadejo III debe realizar el rito de iniciación propio de su pueblo, que consiste en cazar un dragón y entrenarlo adecuadamente para que éste demuestre sus habilidades. Lo que ocurre es que Hipo caza un dragón bastante escuchimizado y que no le hace mucho caso. "Cómo entrenar a tu dragón" cuenta sus vicisitudes y el duro camino que, a base de perseverancia, llevó a Hipo a convertirse en todo un guerrero conocido por sus congéneres como "el hombre que susurraba a los dragones"

Emocionante y llena de acción. No lo he terminado de leer, pero me está gustando demasiado.

martes, 20 de diciembre de 2011

Una serie de eventos desafortunados- Lemony Snicket


Este es uno de esos pocos, increíbles e inusuales libros dirigidos a niños que no tienen "moraleja". Exacto. Es un libro sin moralejas ni principios, y sus personajes son tan genuinamente originales, tan vivos, que al final resulta imposible no dejarte seducir por ellos.

Lo que más destaco es la forma en como el autor, Lemony Snicket (pseudónimo de Daniel Handler), narra esta historia. Y como la trama, a lo largo de los 13 libros, va haciéndole honor a su título. Porque lo cierto es que "desdichas" es quedarse corto, ya que la historia reboza pesimismo y cierta crueldad hacia los jóvenes protagonistas: lo hermanos Baudelaire.

Es difícil para mí decidirme por quien hablar primero: si por el autor o la historia.

Partiré con su particular autor. Lemony Snicket no solo se limita a contar la historia, sino que interviene descaradamente en ella en diversos capítulos, sacando a veces al lector de contexto usando un humor negro que me parece absolutamente divertido. Por otra parte, antes de comenzar cada libro, el autor hace dedicatorias a una supuesta enamorada (Beatrice) que murió trágicamente. Las dedicatorias son ciertamente bellas, algunas llenas de poesías..., otras bastante extrañas.

Aquí un ejemplo:

"Para Beatrice: Querida, encantadora, muerta."

Por otra parte, y como ya había mencionado, Snicket suele hacer comentarios sobre su vida, e incluso al principio de cada libro y en la misma contraportada, se toma la libertad de recomendarle al lector que deje el libro donde lo encontró porque aquella no era una historia con finales felices ni sucesos optimistas. "Mejor lee otro libro", comenta con soltura.

Esto es lo que el propio Snicket pone en la contraportada del primer libro:

"Querido lector:

Siento decirte que el libro que tienes en las manos es extremadamente desagradable. Cuenta una triste historia acerca de tres niños con muy mala suerte. Aunque son encantadores y muy listos, los hermanos Baudelaire llevan una vida llena de desgracias e infortunios. Ya desde la primera página de este libro, cuando los niños están en la playa y reciben terribles noticias, y a lo largo de toda la historia, todo tipo de desastres les van pisando los talones. Casi se podría decir que tienen un imán para las catástrofes.
Sólo en este librito tan corto, los tres jóvenes y simpáticos niños se enfrentan a un codicioso y repulsivo malvado, se ven obligados a llevar ropa que pica, sobreviven al desastre de un pavoroso incendio, a un complot para despojarles de su fortuna y a tener que tomar gachas frías para el desayuno.
Yo tengo la triste obligación de escribir esos desagradables acontecimientos, pero a ti nada te impide cerrar inmediatamente este libro y leer algo más alegre, si es eso lo que prefieres."


La trama: la serie de trece libros desgrana la desdichada vida de los hermanos Baudelaire (Violet, Klaus y Sunny, en orden de edades), quienes tras la repentina y misteriosa muerte de sus padres en un incendio, tuvieron que irse a vivir con un primo lejano llamado Conde Olaf, un hombrecillo siniestro, desdeñoso y cruel. El objetivo de Olaf es deshacerse de los hermanos para quedarse con su fortuna, y a lo largo de los libros este pérfido individuo tramará hasta los más descabellados planes para borrarlos del mapa, fallando una y otra vez, pero al mismo tiempo haciendo a los niños muy miserables.

Lo sorprendente y destacable es que a menudo personajes buenos mueren de forma trágica y horrible por causa de las artimañas de Olaf, y que tal como el título dice, los hermanos Baudelaire nunca pueden tener un final feliz. Deben hacer frente a muerte de seres queridos, orfanatos desagradables, peligros, abandono, mentiras, y toda una "serie de eventos desafortunados".

Es un libro hilarante, divertido y emocionante, con una narración que invita a la lectura y que se destaca por su originalidad y ritmo, además de tener muchas alusiones literarias, como nombres de escritores muertos.

La película por otra parte está muy bien ambientada, con un estilo victoriano y oscuro. La actuación de Kim Carrey como el Conde Olaf es excelente, y alzo mi sombrero (o mi lápiz atravesado) hacia los maquilladores y diseñadores de vestuarios del film.

Mi valoración: Muy bueno


Lo mejor: la divertida narración.

Lo peor: a veces, algunas cosas quedan inconclusas.

Primer párrafo del primer libro: "Si estás interesado en historias con finales feliz, estarías mejor leyendo algún otro libro. En este libro, no sólo no hay un final feliz, tampoco hay un comienzo feliz, y muy pocas cosas felices en el medio."

Comentarios destacables del libro (o del propio Snicket): 

Este es un párrafo que el autor escribe a los lectores cuando concluye un capítulo de forma inesperada...

"Siento mucho, muchísimo, haberos dejado así colgados, pero cuando estaba escribiendo la historia de los huérfanos Baudelaire, eché un vistazo al reloj y me di cuenta de que estaba llegando tarde a una cena de etiqueta que daba una amiga mía que se llama madame diLustro. Madame diLustro es una buena amiga, una excelente detective y una buena cocinera, pero se enfada muchísimo si llegas siquiera cinco minutos más tarde de la hora a la que ella te ha invitado, así que ya entendéis por qué me he tenido que ir a toda prisa. Seguro que al final del capítulo anterior habréis pensado que Sunny estaba muerta y que eso era aquello tan terrible que les ocurrió a los Baudelaire en casa de Tío Monty, pero os prometo que Sunny sobrevive a ese episodio. Desgraciadamente es Tío Monty quien pronto estará muerto, pero todavía no."

Otros...

"A menos que seas abogado, probablemente te parezca raro que el plan del Conde Olaf fracase porque Violet firmara con la mano izquierda en lugar de con la derecha. Pero las leyes son un poco raras. Por ejemplo, un país de Asia tiene una ley que obliga a que todas las bicicletas tengan las ruedas del mismo tamaño. Una isla tiene una ley que prohíbe que nadie recoja la fruta. Y una ciudad no demasiado alejada tiene una ley que me prohíbe acercarme a menos de ocho kilómetros de sus límites."

"Robar, claro está, es un delito, y de muy mala educación. Pero, como la mayoría de cosas de mala educación, es excusable bajo ciertas circunstancias. Robar no es excusable si, por ejemplo, estás en un museo, decides que cierto cuadro quedaría mejor en tu casa y sencillamente coges el cuadro y te lo llevas. Pero, si estuviereis muy, muy hambrientos y no tuvieseis forma alguna de conseguir dinero, podría ser excusable coger el cuadro, llevároslo a vuestra casa y coméroslo."

"Las buenas personas que van a publicar este libro tienen una preocupación que me acaban de expresar. La preocupación es que los lectores como vosotros leerán la historia de los huérfanos Baudelaire e intentarán imitar algunas de las cosas que ellos hacen. Así pues, en este punto de la historia, para apaciguar a mis editores —el verbo «apaciguar» significa aquí «hacer que dejen de arrancarse los pelos de desesperación»—, permitidme, por favor, daros un consejo, a pesar de que no sé nada acerca de vosotros. El consejo es el siguiente: si alguna vez necesitáis llegar cuanto antes a la Cueva Sombría, no robéis un barco e intentéis cruzar el Lago Lacrimógeno en medio de un huracán, porque es muy peligroso y las posibilidades de que sobreviváis son prácticamente nulas."

lunes, 19 de diciembre de 2011

El escritor de libros para niños que fue condenado por tener pornografía infantil


Curioso resulta cuando a un escritor de libros para niños se le descubre material pornográfico infantil en su poder. Curioso... y siniestro.


K.P Bath es autor del El secreto del castillo de Cant (bonita portada ¿no?) y Escape del castillo de Cant, y la Fiscalía de EU encontró en su casa un montón de fotos y videos sumamente explícitos de abuso a menores de edad. 
Su error: compartir el material con otras dos personas.
Al final, el juez a cargo del caso sentenció al escritor a seis años de prisión por tráfico y posesión de pornografía infantil. La fiscalía declaró que que los videos detallaban de forma totalmente explícita el abuso sexual a los menores, cuya colección incluía imágenes que mostraban conductas sádicas, violación sexual, sodomía y  bestialidad.
Lo sorprendente es que un escritor que se dirija a los niños tenga la sangre fría para disfrutar de videos e imágenes en que los niños son sometidos a un sufrimiento tan bestial como este. Simplemente se trata de un caso en el que un individuo tiene las tuercas de la cabeza torcidas.
Y entonces yo me pregunto, ¿qué mierda pasa con este mundo? Porque obviamente se trata de un mundo en el que cualquiera, incluso un escritor de historias infantiles, puede ser un depravado. 
La ironía es que mientras este hombre disfrutaba viendo un video en que un niño es violado brutalmente, quizá en ese mismo momento, en el otro lado del mundo, otro niño disfrutaba leyendo el inocente libro que publicó.
Primero son los curas. Luego los psiquiatras y maestros de escuela. Ahora, los escritores de libros infantiles.

domingo, 18 de diciembre de 2011

Lo que quieren leer los niños




Por alguna razón, siempre que se habla de literatura infantil a mucha gente le da por pensar en esas historias con enseñanzas clásicas y finales felices. 

El mejor ejemplo es Blanca Nieves. La dulce muchacha que nunca deja de ser buena, dulce y amable a pesar de todas sus desgracias. Al final, y como suele ocurrir, termina quedándose con el apuesto príncipe, la bruja malvada es derrotada y todos viven felices por siempre.

Sin embargo… ¿Qué tan positivo es esto para los pequeños lectores que se adentran en la literatura? ¿Les entregamos una historia irrealista en la cual los protagonistas son absolutamente morales o una historia con la que puedan identificarse?

Y la cuestión que me planteo ahora es la siguiente: al parecer, muchos padres y educadores anteponen la enseñanza a la diversión. Olvidan que los niños son más listos de lo que creen y que, al entregarles libros donde la enseñanza y la moraleja es demasiado evidente (o un libro clásico como el Cid Campeador o Don Quijote), están dando un mal paso.

Puede que hagan que el niño odie la lectura, lo que ocurre muy a menudo cuando estos se ven "forzados" a leer historias que no son de su gusto. Entonces la encontrarán vomitiva y aburrida, y luego pensarán que toda la literatura no es más que un amasijo de frases difíciles y diálogos insufribles. De hecho, yo mismo conozco profesores de castellano a los que no les interesa que los alumnos pasen un buen rato leyendo ¡Ellos sólo quieren educarlos! ¡Quieren mostrarle a través de las páginas lo que pasa cuando desobedecen a sus padres o no se comen toda la comida!

Sin embargo, a los niños de hoy, esos niños que conocen el computador y el televisor mejor que tú, no les interesan los libros educadores. No les interesa el concepto filosófico detrás de la historia ni la bella y sutil prosa de Cervantes. Ellos quieren aventurarse en universo en el que puedan vivir la historia como si la protagonizaran ellos mismos. Desean leer la aventura de hombres que matan dragones, de corsarios que descubren tesoros y de niños que un día descubren un mundo alucinante detrás de un viejo armario.

Pero a algunos padres les preocupa la violencia.

A ese padre yo le digo… ¡Por favor! Si no quieres que tu hijo lea historias que tienen violencia, entonces prohíbele ver las noticias y leer los periódicos. Prohíbele hacer deporte (no sea que se rompa un hueso) y no dejes que sepa nada de la historia de su país. De hecho ni siquiera le permitas salir de casa: críalo en una burbuja de mimos y amor, como a la niña que está acurrucada dentro de la botella en la imagen de arriba, inconsciente de la realidad del mundo, aferrada a moralismos que no existen y una falsa sensación de protección.

Pero luego no te quejes si tu hijo o hija no es capaz de enfrentar el mundo real cuando sea mayor.

Si quieres que los niños disfruten la lectura, entrégales lo que a ellos les gusta. Déjalos soñar y  hacerles creer que son los héroes de su propia historia. Ellos te lo agradecerán y luego, cuando sean mayores, querrán adentrarse en todo tipo de literatura. Su vocabulario será bueno y su capacidad de enfrentar al mundo y empatizar con los demás ascenderá a niveles asombrosos.

Déjalos leer las historias de aventuras peligrosas que tanto le gustan. Al fin y al cabo los libros son vida.

Y la vida no es un espiral color de rosa: es un laberinto lleno de emociones.

sábado, 17 de diciembre de 2011

La Historia Interminable



Pocos lectores han sabido juzgar esta obra como lo que realmente es: un libro que nos habla de libros. Una historia hecha del núcleo más íntimo de la literatura y el arte de narrar. El cual, curiosamente, hoy se ha desdibujado por culpa los cánones del consumismo moderno como lo es el cine para masas y la literatura "juvenil/infantil" estereotipada.

La Historia Interminable es un clásico que se sale de la norma y que ahonda en el conflicto interno de su protagonista de una forma en que pocos libros tachados de "infantiles" han sabido lograr. Porque su autor, el subestimado Michael Ende, nos adentra no solo en el olvidado mundo de Fantasía, sino en la mente misma de su protagonista: Bastián Balthazar Bux.

La historia en sí es simple: Bastián es un niño tímido al que acosan en la escuela y cuya mayor pasión en la vida es leer. Un día roba un libro llamado "La historia Interminable", donde un chico llamado Atreyu, el protagonista de libro, tiene la misión de encontrar una cura para la enfermedad que padece la Emperatriz Infantil, la niña que gobierna el mundo de Fantasía. Este mundo está amenazado por algo a lo que ellos llaman la "Nada", ya que las cosas, bosques, ríos, ciudades, están empezando a desaparecer.

A medida que transcurre la historia, Bastián se da cuenta con asombro de que los personajes del libro hablan de él, señalándolo como el único capaz de salvar a Fantasía y a la Emperatriz. Bastián logra entonces entrar al libro y su misión será darle un nuevo nombre a la Emperatriz Infantil, pero a medida que el niño se adentra en la historia, todo irá cambiando... incluso él.

Es una historia dentro de otra historia. Pero es mucho más compleja, mucho más profunda de lo que parece a simple vista. La Historia Interminable nos habla de la "Nada": nos habla de la pérdida en el hábito de leer e de imaginar. Acusa a la "intelectualización" de la literatura, a veces elevada por un grupito de personas que se jactan de ser muy cultos en el arte de la narrativa, colocando a la literatura un pedestal en el que la gente común y corriente no puede asomar la nariz y en el que se descuartiza a cualquier obra literaria que no esté a la altura de un Nobel. La Historia Interminable nos habla de eso y de mucho más, porque refleja la nostalgia de aquellos tiempos en que las personas se contaban historias unas a otras y disfrutaban plenamente de ellas.

Lamentablemente, mucha gente (adultos con cerebro de mosquito) han catalogado al público de esta obra como "infantil". Como un libro solo para niños, y si hay algo que me molesta mucho es precisamente eso: que limiten los libros juveniles para alejar a los lectores adultos de ese tipo de historias. 

Y no solo le pasa a la Historia Interminable, sino a muchos otros libros catalogados de meramente infantiles. Entonces uno se pregunta: ¿por qué mandan a los niños en la escuela a leer Don Quijote y El Cid Campeador pero no recomiendan a los adultos historias como estas por parecer "infantiles"? 

La Historia Interminable está llena de alegorías y filosofía pura. Nos enseña a un protagonista imperfecto y con las inquietudes propias de cualquier ser humano. Bastián no es moral, incluso es gordo, y comete un montón de errores que lo hacen cada vez más y más real. Tan real como Don Quijote y Hamlet, por lo que es fácil identificarse con él y justificar sus actos. 

Bastián se va introduciendo tanto en la historia que empieza a olvidar el mundo real. A olvidar quien realmente es y a comportarse con arrogancia, creando una personalidad falsa  para remediar los vacíos de su alma.

Porque cualquiera puede ser Bastián. Y es que dentro de mucha gente hay un niño tímido que desea sobresalir y fingir lo que no es solo con el objetivo de encajar, aunque con ello sacrifiquen su esencia, anteponiendo la superficialidad y el orgullo. 

Por supuesto, ¿no son precisamente esos errores lo que hacen al humano un ser tan complejo? Me imagino entonces al adulto lector que, para finjir ante los demás que es culto y maduro, esconde el Harry Potter y quizá este mismo libro dentro de un cajón. El placer culpable de los intelectuales.

Para concluir, la Historia Interminable es una lectura imprescindible y que no deja indiferente  a nadie. Curiosamente, son los niños y adolescentes quienes parecen apreciar mucho más esta obra, lo que tal vez indique que los jóvenes lectores saben mejor lo que es disfrutar de una buena historia que el público adulto, a veces tan influenciado por la mal llamada "cultura literaria".

Mi valoración: Excelente


Primer párrafo del libro: 

Libros de Ocasión

Esta era la inscripción que había en la puerta de cristal de una tiendecita, pero naturalmente sólo se veía así cuando se miraba a la calle, a través del cristal, desde el interior en penumbra.

Lo mejor: el conflicto psicológico del personaje principal y la originalidad de la historia.

Lo peor: tal vez no tenga mucho sentido, pero lo peor es la película, que dejó de lado la profundidad de la historia y se desvió hacia los estereotipos típicos del consumismo. El mismo autor se decepcionó de su adaptación.

Diálogo destacable del libro:

—¿Qué es la Nada? 
—El vacío que queda, como una ciega desesperación que destruye este mundo. Yo lo odio y por eso ayudo a la Nada. 
—¿Por qué? 
—Porque las personas que no tienen ninguna esperanza son fáciles de dominar y quien tiene el dominio tiene el poder.

viernes, 16 de diciembre de 2011

Hablemos de literatura infantil





Soñar. Imaginar. Crear mundos de la nada y tener la certeza de que la fantasía es tan real como las suelas de tus zapatos. Ver una nave espacial en una simple caja de cartón y un barco pirata en una cama.

¿Te suena familiar? Entonces estás recordando tu niñez. La etapa en la que te divertían cosas tan simples como una bolsa, unas canicas o un montón de tablas. Pero tal vez lo más maravilloso de la infancia es la capacidad enorme de imaginar y echar a volar la mente. Por eso siempre he pensado- a diferencia de muchos intelectuales con cerebros de cemento y verborrea en la lengua-, que el niño es el lector ideal.

Y el niño es el lector ideal porque “imagina”. Pero si alguna vez has conocido a uno que no tenga la capacidad de imaginar entonces es que tiene serios problemas y lo más aconsejable es que lo vea un psiquiatra.

O que le quiten la televisión por un rato.

A los niños, por otra parte, les gustan las historias. Las viven intensamente; las saborean. Enséñales desde pequeños a personajes como Peter Pan, Robin Hood o Harry Potter y les harás creer que cualquier cosa es posible; que los sueños de los hombres no terminan y las aventuran están a la vuelta de la esquina.

Y entonces se volverán lectores.

¿Un consejo? Nunca intentes que un niño lea esos libros que suelen pedirles en la escuela. ¡Ugh! Mala idea. ¡Estarías matando para siempre su posible gusto por la lectura! A los niños no les interesa la “alta literatura”, la filosofía ni las enseñanzas morales. Ellos odian esos cuentos en que la niña obediente y dulce vive feliz para siempre.

Los niños quieren héroes y piratas. Quieren magos y guerreros. Aventuras, mundos imposibles y protagonistas con las mismas inquietudes que ellos. Quieren emoción sin límites. Quieren libros buenos. Libros de verdad con historias de verdad.

Quieren hacer sus propias moralejas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...